viernes, 13 de mayo de 2011

Gutiérrez de UPSA: “Los vigiladores disidentes sólo lograron que los despedidos fueran reincoporados”


“No lograron nada (los vigiladores disidentes) con el paro, sólo que se reincorporaran a los despedidos por un conflicto que ellos mismos iniciaron”, desestimó Julio Gutiérrez, secretario general de UPSA en declaraciones a FM Municipal de Caleta.
Así, este gremialista salió al cruce de las opiniones que, en su contra, habían vertido anteriormente un grupo de vigiladores de yacimientos que, la semana pasada, realizaron un paro de actividades en la zona norte de Santa Cruz.
“Lo de la equiparación salarial”, que aportarán las operadoras petroleras de acuerdo a un acta acuerdo firmada ayer con los disidentes, “es algo que yo venía tratando hace un mes y medio”, contestó Gutiérrez. “No se qué lograron, si eso era lo que ya venia negociando yo”, comentó el sindicalista, en un diálogo con el programa “Arriba Caleta”, desde Buenos Aires, donde, según informó, se reunió con representantes de empresas en el Ministerio de Trabajo para resolver varias cuestiones, entre ellas la consecución de la personería gremial.
“Esto de la equiparación salarial es algo que venia discutiendo hace un año con las operadoras. Al acuerdo lo teníamos listo hace mes y medio, y no lo pudimos firmar por el conflicto petrolero, y cuando estaba por firmarse, luego sale este conflicto innecesario”, dijo Gutiérrez.
La equiparación salarial es un acuerdo que lograron los vigiladores de la zona norte santacruceña -que se desempeñan en “control de acceso” a yacimientos, “sin uso de armas”- para percibir el mismo salario que los de la empresa de seguridad FUNDAR que trabaja directamente para YPF. Esto significará un aumento de entre el 50 al 100 por ciento en los vigiladores de algunas empresas que trabajan para las compañìas o para contratistas, y tal aumento alcanzaría también para los que se desenvuelven en “parques industriales” vinculados a la actividad hidrocarburífera.
Para Gutiérrez, además, el paro de los disidentes en varios lugares, sobre todo en las plantas petroleras de Cañadón Seco, tuvo como propósito cambiar de encuadre gremial. “Ellos quieren ser petroleros, y no entienden cómo se trabaja en todo esto. Sólo lograron que muchísima gente haya perdido su trabajo, que se generen algunos delitos, a un compañero hasta le robaron 4 mil pesos, y amenazaron a otros”; denunció.

Mormones
“Yo responsabilizo a (Cristian) Sampa, a Castro y a los trabajadores que los siguieron de las agresiones”, agregó y dijo que ya hay denuncias judiciales por situaciones violentas durante el paro.
Es más, Gutiérrez cargó contra los mencionados, quienes lideraron la huelga disidentes, al decir que “no son dignos” para ser autoridades de la Iglesia Mormona. “Los hermanos mormones no son dignos de tenerlos a ellos como autoridades, sé que Castro es presidente de la zona norte de esa iglesia, y Sampa también tiene un lugar como autoridad. Y fueron ellos mismos los que agredieron a sus compañeros”, dijo Gutiérrez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada